Ciudadano del mundo

Hace poco compartí una noticia del periódico El País, titulado “Vivir sin Papeles”, donde muestra la cruda realidad del día a día de personas indocumentadas legalmente para vivir en España, conocedor de esa realidad en primera persona y también de otras muchas personas, paso a dar mis puntos de vista, que no pretendo sean verdades, simplemente es mi opinión, en función de los cuatro países donde he vivido, y la relación que hay entre muchos de los emigrantes e inmigrantes en común, el buscar un mejor lugar donde vivir, sea por trabajo, estudios, la familia, buscar una nueva vida, o por razones de supervivencia dadas las condiciones políticas o económicas del país que pretendemos abandonar.

En ese post yo sugería, que Inglaterra es muy difícil para vivir ilegal, también alguien respondió que sugerían no ir a España para estar ilegal, ya que los legales prácticamente no encuentran trabajo, entonces es más difícil todavía para los que no tienen los llamados “papeles”, podría parecer que no estoy de acuerdo con los que se atreven a pesar de la ilegalidad en que se encuentren apenas lleguen, o aquellos que pasado un tiempo pasaran a formar parte del grupo de los llamados ilegales, que yo prefiero llamar indocumentados, pues no es así, no estoy de acuerdo ni en desacuerdo, simplemente digo lo que se y quiero que vean lo difícil que ello puede ser, pero no se la situación de cada individuo para decirle hazlo o no lo hagas, y aunque la supiera le daría mis puntos de vista con sus pros y sus contras, pero cada uno en función de sus circunstancias y sus valoraciones tomará sus decisiones.

En una de mis estancias en Guatemala, país muy conocido por ser paso de los emigrantes camino hacia Estados Unidos, hable con un amigo que me contó lo que le dijo a su hermana que pensó en ir a USA y ella quería que como hermano mayor que era mi amigo le diese su opinión, le explicó lo bueno y lo malo de esa travesía de forma descarnada, llegandole a decir que “Si te van a violar, déjate violar, prefiero eso a no volverte a ver mas porque te hayan matado”, finalmente logro sus sueños sin pasar por esa situación. El famoso “Tren de la muerte” de México a dado y da para usar ríos de tinta contando lo que allí acontece en cada trayecto hacia el norte camino del sueño americano, asesinatos, atropellos, violaciones, extorsiones y un sinfín de delitos por los cuales se ven sometidos muchos de quienes se atreven. También contar que muchos latinoamericanos encontraban como única forma de sobrevivir en Guatemala, camino a México, limpiando las habitaciones de los prostíbulos, y ellos reconocían tener suerte ya que había quien ni eso encontraba.

El porqué la gente llegó a Venezuela hace muchos años, como el caso de los tíos de mi mujer, originarios de Granada, España, es simple deducir, el apogeo económico que vivía en ese entonces Venezuela y la posguerra civil española, hacían que la gente migre en diferentes direcciones, sea a las américas o Europa por ejemplo, sus tíos llegaron a ser unos prósperos empresarios en Venezuela, ahora hará cosa de un mes, el ultimo hijo que quedaba de los tíos de mi mujer en Venezuela, ha llegado a España en busca de las oportunidades que el país que le vio nacer ya no se las da. En mi caso concreto yo estuve a punto de irme a Venezuela siendo niño con mi madre, unos fallos burocráticos lo impidieron exactamente igual que a mi suegro, que por hechos parecidos no se fue con su hermano a Venezuela, el viaje iba a hacerlo con mi suegra, es decir, iban a ser cuatro granadinos rumbo a Caracas. Sin salir de mi familia mi yerno que es venezolano, vive con mi hija que es madrileña en Madrid, también se conmocionó cuando hace aproximadamente 30 años perdió a su madre de un balazo en un autobús en Venezuela, y no era la Venezuela de ahora, luego mi yerno consiguió su residencia por si solo después de muchos años sin poder disfrutar de ese privilegio.

Muchos de los que leeréis esto sois inmigrantes o pretendéis ser emigrantes, quitando excepciones habréis o tendréis motivos profundos por lo cual os encontráis como yo en estas dos definiciones, sabemos que no es fácil ahora, ni lo ha sido antes cuando nuestros abuelos lo hicieron, pero lo que si sabemos de antes y ahora es que hubo y hay una necesidad que nos empuja a ello, y lo que normalmente ocurre es que con mayor o menor conocimiento del lugar al que se pretende ir la gente asume muchos riesgos, pero ello no les impide dar ese paso, los llamados legales por que les permite la entrada legal y asentarse en el nuevo país también de forma legal, los que entran en un país de forma legal y luego forman parte de los llamados ilegales, por haber concluido el plazo para permanecer como turistas, y los ilegales del todo, que entran y permanecen ilegalmente, como es el caso de los que cruzan el estrecho entre África y España, o los que llegan ocultos en camiones a Inglaterra, seguramente con lo que esta de convulsionado el mundo con guerras y demás podría poner muchos más ejemplos.

Entonces opino que cada uno tiene su libre albedrío para atreverse a emigrar, muchos perecen ahogados continuamente en las llamadas pateras desde África en busca de su sueño de Europa, muchos quedan muertos en el desierto camino del sueño americano, pero a pesar de eso y más, la gente sigue buscándose un porvenir mejor, a veces no lo consiguen y se quedan en el camino, pero otros si lo consiguen y crean el efecto llamada, que como la historia de la humanidad, no se detiene.

Hace años me decían en España cuando volvía de visita, Hugo no se inglés, ¿Tú crees que podre salir adelante en Inglaterra? Unos con familia detrás y otros sin ella, y yo siempre les respondía, si puedes, yo he podido, no les daba un cheque en blanco, no les firmaba ningún documento, solo les daba fe de mi realidad. El miedo es algo muy personal de tenerlo y de afrontarlo, los grandes logros de la humanidad sean estos en la ciencia, tecnología, transporte, etcétera, lo consiguieron personas atrevidas y perseverantes.

Daniel Alcides Carrión científico peruano se inoculó un virus mortal para estudiar en primera persona el alcance de una enfermedad y contribuir a la ciencia y a su país con ese conocimiento, muriendo a los 28 años fruto de ese sacrificio, Es que acaso me hubiera atrevido a decirle que no lo haga? Por supuesto que no, son decisiones muy personales, eso si siempre digo investigar todo lo que podáis y mas para tener las mayores posibilidades de éxito, y con papeles o sin ellos siempre es un riesgo que hay que valorar y respetar. También entender que quien aconseja a SI HACERLO, y quien aconseja a NO HACERLO, en ambos casos normalmente lo hace pensando con lo mejor de su corazón y su razonamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s